Domótica


El término domótica proviene de la unión de las palabras domus (que significa casa en latín) y tica (de automática, palabra en griego, ‘que funciona por sí sola’).
Se entiende por domótica al conjunto de sistemas capaces de automatizar una vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, además de aportar seguridad, confort, y comunicación entre el usuario y el sistema; y que pueden estar integrados por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas, permitiendo un control tanto desde dentro como desde fuera del hogar. Se podría definir como la integración de la tecnología en el diseño inteligente de un recinto.
Las ventajas más significativas aportadas por una solución domótica son:

  • Ahorro energético, disminuye la factura y mejora del medio ambiente.
  • Mayor confort en la vivienda.
  • Tareas rutinarias, realizadas de forma automatizada.
  • Seguridad del hogar, ante accidentes domésticos como fugas de agua/gas o intrusiones.
  • Conocimiento y modificación del estado de aparatos interconectados, vía múltiples sistemas remotos (Internet, teléfono móvil, SMS, PDA, etc.).
  • Inmunidad a cortes en la red eléctrica, configuración de respuesta a fallos del suministro eléctrico.
  • Aviso ante un corte de suministro eléctrico, además de definir las actuaciones de los dispositivos (ej.: bajada de persianas de la vivienda, de manera que esta no quede accesible durante el periodo del corte del suministro eléctrico).
 

Inmótica


INMOTICA2Bajo este nuevo concepto se define la automatización integral de edificios de uso terciario o industrial (oficinas, edificios corporativos, hoteleros, empresariales y similares) con alta tecnología con el objetivo de reducir el consumo de energía, aumentar el confort y la seguridad de los mismos. La centralización de los datos del edificio o complejo, posibilita supervisar y controlar confortablemente desde una PC, los estados de funcionamiento o alarmas de los distintos subsistemas o servicios del edificio, de forma óptima e integrada, local y remotamente.

Beneficios de la Inmótica

  • Para el propietario del edificio, quien puede ofrecer un edificio más atractivo mientras alcanza grandes reducciones en los costos de energía y operación.
  • Para los usuarios del edificio, los cuales mejoran notablemente su confort y seguridad.
  • Para el personal de mantenimiento del edificio que, mediante la información almacenada y el posterior estudio de tendencias, puede prevenir desperfectos.
  • Para el personal de seguridad, el cual ve facilitada y complementada su tarea con el fin de hacerla mucho más eficiente.

Aplicaciones

La Inmótica ofrece la posibilidad de monitorización del funcionamiento general del edificio. Los ascensores, el balance energético, el riego, la climatización e iluminación de las áreas comunes, la sensorización de variables analógicas como temperatura y humedad, control y alertas en función de parámetros determinados, el sistema de accesos, sistemas de detección de incendios, etc. Del mismo modo permite un mayor control de accesos y el seguimiento continuo de quien haya ingresado al edificio. Se ha aplicado con éxito en edificios residenciales, de oficinas, hoteles, hospitales, museos, centros comerciales, centros de proceso de datos, geriátricos, barrios cerrados e industrias.

Ventajas

Las ventajas de un sistema de control en edificios y grandes instalaciones son muy numerosas. Las más destacables son:

  • Ahorro energético de hasta un 40%
  • Ahorro en servicios de mantenimiento
  • Gestión eficaz de los parámetro principales del edificio
  • Gestión del personal del edificio
  • Supervisión en tiempo real de eventos
  • Gestión de históricos y tiempos de funcionamiento
  • Aviso de averías
  • Avisos de mantenimiento preventivo
  • Alarmas técnicas
  • Telegestión remota
  • Supervisión de consumo eléctrico
  • Mejora de la eficiencia del trabajador o del edificio
  • Aumento del confort de los usuarios y estética
  • Detección y gestión eficaz de la seguridad en el complejo